Inicio
Urbanoblog
Más
Vademécum
El Pelafustán

2.4.16

“Pobreza 6 ceros”




























La pobreza, obsesión de la prensa en la era K.

▪ El Observatorio de la Deuda Social de la UCA, cuyos informes usó el maurismo para atacar al gobierno de Cristina, reveló que Argentina sumó en los últimos tres meses 1,4 millones de pobres. Las cifras están más en sintonía con el brutal ajuste del Gobierno que con su falaz meta de “pobreza cero”. 

Datapuntochaco  | ANÁLISIS

“Mauricio Macri llegó a la Presidencia de Argentina con la ‘pobreza cero’ entre sus prioridades, pero el arranque de su gestión avanza de momento en dirección contraria. En los tres primeros meses del año, Argentina sumó 1,4 millones de nuevos pobres, 5,5 puntos, según estimaciones del Observatorio de la Deuda Social de la Universidad Católica Argentina (UCA). A falta de cifras oficiales, este organismo, muy respetado en este asunto incluso por los macristas, asegura que a mediados de marzo cerca de 13 millones de personas no tenían ingresos suficientes para satisfacer sus necesidades básicas, el 34,5% del total de los argentinos”.
La noticia no es un de medio afín al kirchnerismo, de los que casi no quedan. Es del diario español El País, un encendido crítico de la gestión de Cristina Fernández y del resto de los gobiernos progresistas de América Latina. 
El informe de la UCA aclaró que “estas proyecciones no toman en cuenta las pérdidas de empleo ocurridas en el marco de una economía inflacionaria y afectada por ajustes macroeconómicos, ni los recientes anuncios de incremento en materia de transporte y servicios domiciliarios”. No lo dice tampoco un medio K, sino la agencia estatal Télam, que agrega que, en consecuencia, “cabe suponer que las proyecciones presentadas pueden estar subestimando las tasas de indigencia y de pobreza urbana, representando las mismas apenas el piso de la eventual situación actual”. 
Aparte de ser una consigna, lo de “pobreza cero” es una contradicción del maurismo que empieza a manifestarse flagrante para quienes el odio al kirchnerismo les impide ver la realidad con algo de claridad. Con una inflación descontrolada, una devaluación que recortó ingresos en el orden del 40%, subas de tarifas de hasta el 700% en el caso de la luz y despidos masivos, no se puede sostener seriamente que las políticas del Presi Mau tienden a vaciar el país de pobres.
La UCA afirmó que en los tres primeros meses del año la pobreza se incrementó en 1,4 millones de personas, mientras que otras 350 000 personas ingresaron a la indigencia, y estimó en 34,5 por ciento el índice de pobreza en marzo de este año, lo que equivale a 13 millones de individuos en todo el país, reproduce el diario La Nación
“Teníamos pensado dedicarnos a la presentación de un informe sobre pobreza y desigualdad de 2010 a 2015, pero ante la situación económica complicada vinculada al aumento del costo de vida y al actual proceso inflacionario nos vimos obligados a abordar la situación actual”, señaló el director del Observatorio de la Deuda Social Argentina de la UCA, Agustín Salvia, en una conferencia de prensa.





La pobreza se dispara en Argentina desde que llegó Macri, titula El País

¿Esos nuevos 1,4 millones de pobres forman parte de la herencia kirchnerista? Según un artículo de Federico Kucher, en Página 12, el 10 por ciento más pobre de la población perdió un cuarto de su capacidad de compra en los últimos cuatro meses. La cifra surge de una investigación de Conicet realizada por el Centro de Innovación de los Trabajadores (Citra-Umet). La devaluación, la quita de las retenciones para los productos agropecuarios, la flexibilización de cupos de exportación en bienes claves como la carne y la reducción de los subsidios al sector energético, entre otros, fueron los principales elementos que, según el documento del Conicet, aceleraron el proceso inflacionario, generaron tensiones notables en la calidad de vida de los individuos de bajos recursos e incrementaron los beneficios de segmentos acomodados de la sociedad. El trabajo adelanta que la inflación interanual que en febrero se ubicó en 35 por ciento alcanzará en octubre el 55 por ciento, más del doble del 25 por ciento pronosticado por el golpeador verbal Alfonso Prat-Gay, ministro de Hacienda. 
El 10 por ciento más vulnerable de la sociedad registró una caída del 23,8 por ciento en su capacidad de compra. Las remarcaciones en alimentos y bebidas explicaron una reducción para el bolsillo de 15 por ciento; en alquileres, de 2,5 y en tarifa de luz, un 6,3. El 10 por ciento de mayores recursos, en cambio, anotó una baja de poder adquisitivo de solo el 11,1 por ciento, en la que alimentos implicó una disminución de 5,3 por ciento; alquiler, 3,9 por ciento y tarifa de luz, 1,7.
Estos datos son anteriores a los aumentos anunciados ayer por el Gobierno en transporte (100%), gas (285%) y agua (hasta 375%), y otra suba más en los precios de los combustibles (6%) –que repercute inmediatamente en los precios de otros productos–, que agravarán el cuadro. Para colmo, las mejoras salariales anunciadas para el año, en un promedio del 30%, amortiguarán poco el duro golpe del ajuste.

La pobre inocencia de la gente

Si bien muchos están convencidos aún de que todo esto es culpa de Cristina, algunos empiezan a expresar su desilusión, aun cuando eso signifique horrorizarse por las consecuencias de haber dejado las gallinas al cuidado del zorro. Como escribió Mempo Giardinelli, “impresiona, y duele, comprobar cómo gran parte de los argentinos tragan inadvertidamente tantas galletitas envenenadas”, las mentiras del Gobierno y de los medios. “Acaso por esa ingenuidad ancestral de todos los pueblos, y la cual León Gieco definió hace años como ‘la pobre inocencia de la gente’, sorprende que hoy tantos compatriotas simplemente contemplen, despreocupados y algunos hasta felices, cómo la mitad del país, si no más, padece nuevamente un histórico e inesperado retroceso en prácticamente todos los órdenes”, dice Giardinelli en Página 12.
“Hay que reconocer, aunque duela, que la ingenuidad de mucha gente manipulada mediáticamente parece haber consagrado, contra sus propios intereses, a quienes siempre, históricamente, fueron sus verdugos políticos, económicos y sociales”, asegura el escritor y periodista, que, a 40 años del golpe de Estado que instauró la dictadura más sangrienta de la historia argentina, asegura que el presente “implica ya, de hecho, el retorno en muchos aspectos a los viejos, malignos tiempos de la dictadura”.  “Razón tuvo Luis Puenzo, la semana pasada, cuando dijo que ‘en este momento el poder de represión son los medios’”, recuerda.
“La pobre inocencia de la gente quizás no advierte aún la gravedad de los desguaces en Cultura y en la Biblioteca Nacional. Quizás no ven las consecuencias desastrosas de la eliminación del Programa Conectar Igualdad y del Plan Fines, por ejemplo. Ni parecen comprender, todavía, que luchar contra la corrupción no es bandera de justicia cuando está en manos de contrabandistas sobreseídos duchos en negocios familiares y con amigos”, agrega.
No es casual que la corporación periodística centre su interés en estos días en, como dice Giardinelli, las “no probadas ni juzgadas corruptelas de los señores López y Báez, mientras protegen con silencios absolutos los ya añejos procesos contra el presidente del Banco Central y el ministro de Economía por montos infinitamente mayores”.
Tampoco es casual que un juez como Bonadio pretenda erigirse en prócer al avanzar sin reparos con una causa contra la expresidenta –por el dólar futuro–, cuyo cometido es armar la foto que quiere el Presi Mau y Cambiemos: Cristina esposada.
Así, mientras la prensa corporativa machaca con la supuesta megacorrupción del kirchnerismo y distrae a los insaciables del veneno anti-K, la angustia y la desesperanza vuelven a gobernar las vidas de millones de argentinos que ven evaporar sus ingresos y derechos. Quizá entre ellos haya también de aquellos que quieren ver a Cristina presa, como un falso símbolo de que en la Argentina “el que las hace las paga”. Sabemos que no es así. En todo caso, el que las hace, puede ser elegido presidente.

0 comentarios:

Refugiado, la palabra de 2015 El término define a aquella persona que se ve obligada “a buscar refugio fuera de su país como consecuencia de guerra, revoluciones o persecuciones políticas”.

Rayuela infinita La obra maestra de Julio Cortázar cumple 50 años. Quien la leyó, no solo lo hizo dos o más veces, sino que querría hacerlo de nuevo. No para saber cómo era, sino para saber cómo es.
La prensa buitre Mientras la posición argentina se alza como un modelo en la batalla por la soberanía, los medios opositores al gobierno de CFK amedrentan con los peores presagios.

Fotos

Atardecer. La avenida Sarmiento y el Parque de la Democracia, de la ciudad de Resistencia. | Desdeelaire.com.ar.

Video

Resistencia desde el aire.