Inicio
Urbanoblog
Más
Vademécum
El Pelafustán

1.10.16

Pobreza 32

































Los 14 millones de pobres son de la autoría incontestable del presidente Macri y el “mejor” equipo de los últimos 50 años. Son el fruto de un plan y no de un error.   

Marcelo Ciaramella* | PÁGINA 12

Al conocer el 32 por ciento de pobreza estimado por el Indec, confirmamos que el eslogan “Pobreza Cero” no ha sido más que un caballo de Troya que ha logrado engañar a mucha gente de buena voluntad. La pobreza creció significativamente en estos casi 10 meses del gobierno de Cambiemos. Cuando decimos “32,2 por ciento de pobreza” hablamos de casi 14 millones de personas de carne y hueso que han dejado de vivir dignamente y en paz para caer en la angustia de no saber cómo sobrevivir.
Quienes pisamos la tierra cotidiana de la gente común sin necesidad de inventar realidades a través de escenarios de utilería mediáticos bizarros e inverosímiles como los que suele utilizar este gobierno, sabemos que es difícil que el chancho vuele. Si las políticas económicas son recesivas y de ajuste, la pobreza crece. Una minoría goza despreocupada. Una mayoría sufre dolores sin fin.
Los objetivos de un gobierno pueden ser difíciles de alcanzar, pero la población puede comprender esta espera si ve que los medios puestos en marcha conducen hacia los resultados esperados.
En este caso Macri y su sobreestimado equipo han hecho todo lo posible para hundir la economía, quebrar las redes de contención social territorial, derrumbar el empleo, jaquear a la pequeña y mediana empresa, desguarnecer a la industria nacional, aplicarnos un electroshock tarifario y apalear al poder adquisitivo del salario haciéndolo retroceder un 12 por ciento.

Bastardeo y saqueo

Pero lo peor de todo es que, mientras todo esto ocurre, sólo escuchamos cantos de sirenas que nos hablan de un futuro que será prometedor. Es una paliza, pero nos quieren convencer –casi por hipnosis– de que es una caricia. Nos bastardean con que toda esta destrucción productiva, este retroceso de casi todos los indicadores económicos a un par de décadas atrás, este saqueo del Estado, este desamparo de la contención social de los más pobres, es necesario y nos va a llevar sin escalas al limbo de la pobreza cero.
La pobreza cero “es un objetivo para el que no alcanzan cuatro años” dijo el presidente muy suelto de cuerpo en su conferencia de prensa como si estuviera hablando del pronóstico del tiempo. La insolencia de las mentiras diarias y la trivialización de la grave situación de desocupados y pobres son una provocadora herida en el cuerpo social. Los 14 millones de pobres son de la autoría incontestable del presidente Macri y el “mejor” equipo de los últimos 50 años. Son el fruto de un plan y no de un error.
No había estadísticas oficiales sobre pobreza desde 2013, pero sí algunas estimaciones creíbles y razonables que oscilaban entre el 19 y el 25 por ciento. El 32,2 es mucho más. Pero el presidente dice que la pobreza se va a medir a partir de ahora, decretando que el hambre, la angustia y la desesperación de los miles de pobres y desocupados desde diciembre hasta el presente no son más que un espejismo.

Confianza burda e ingenua

Cabe recordar aquí las palabras del papa Francisco que advirtió sobre la inconveniencia de “una confianza burda e ingenua en la bondad de quienes detentan el poder económico y en los mecanismos sacralizados del sistema económico imperante. Mientras tanto, los excluidos siguen esperando” (Evangelii Gaudium 53).
La pobreza cero es, fue y será la más irracional de las mentiras que, cual cortina de tela gruesa, esconde el verdadero objetivo de este gobierno que es transferir el mayor volumen de riqueza posible hacia los grupos concentrados del país y el mundo, sus amigos del alma.
Mientras los funcionarios de turno interpretan una obra de teatro donde fingen estar entusiasmados con el futuro del país, el abandono por parte del Estado de la contención social, el desempleo, la inflación y la caída del poder adquisitivo del salario hacen estragos inmediatos en una multitud de personas cuyos rostros y reclamos se intenta invisibilizar. El ansia de liberación de un pueblo no es algo que los poderosos puedan llevarse en una bolsa, decía el “pelado” Enrique Angelelli. El pueblo va a reclamar lo que le pertenece, el pueblo tiene derechos aunque esta palabra esté desaparecida del léxico Pro.
No hay pobreza 0 sino pobreza 32. Hay 14 millones de personas engañadas por gente sin escrúpulos que sigue hablando de mariposas y hadas madrinas como si el hambre de los pobres fuera un simple dolor de estómago.

* Grupo de Curas en la Opción por los Pobres.

0 comentarios:

Refugiado, la palabra de 2015 El término define a aquella persona que se ve obligada “a buscar refugio fuera de su país como consecuencia de guerra, revoluciones o persecuciones políticas”.

Rayuela infinita La obra maestra de Julio Cortázar cumple 50 años. Quien la leyó, no solo lo hizo dos o más veces, sino que querría hacerlo de nuevo. No para saber cómo era, sino para saber cómo es.
La prensa buitre Mientras la posición argentina se alza como un modelo en la batalla por la soberanía, los medios opositores al gobierno de CFK amedrentan con los peores presagios.

Fotos

Atardecer. La avenida Sarmiento y el Parque de la Democracia, de la ciudad de Resistencia. | Desdeelaire.com.ar.

Video

Resistencia desde el aire.